Blogia

La mirada de Superflicka

FIN

¡Me mudo!

No creo que tenga mucho más que contar antes del fin de año (había preparado un artículo lleno de resquemor sobre la obligación de pasar Estas Fechas Tan Señaladas en casa de mis primos, pero me lo reservo para la Semana Santa), así que mejor cuelgo esta entrada avisando de que en adelante, si me buscáis, sólo me encontraréis en mi nueva bitácora

En ella os esperan relatos tan asombrosos como mi lista de propósitos para 2008 o tan espeluznantes como el de mi visita al ginecólogo (brrr). Cosas que sé que os interesan enormemente.

Aprovecho para desvelar la verdad sobre todo esto.

1. Ésta es la canción que me inspiró el título del blog: 



Sé que es pop comercial y masivo pero la melodía se pega, se pega... Y cuando estás pensando en un título para tu bitácora tu voz interior no deja de cantar: "Ai no shirushiiii... ai no shirushiiii". Y claro, pasa lo que pasa.

2. FLICKA  (flickan, flickor, flickorna) significa "chica" en sueco. SUPER (preposición que rige ablativo) significa "encima" en latín. Las conclusiones las sacáis vosotros, mejor.

3. "I don't know where / but she takes me there" es un verso que se escucha en el minuto 2 de esta canción:



4. Y sé que vosotros lo sabéis, pero como algún despistado me lo ha preguntado por mail, me veo obligada a aclarar: NO, la de arriba no soy yo, sino Anna Karina, actriz danesa que fue musa de Godard. Más quisiera yo, oyes...

Y aquí termina todo. Pasad un feliz Fin de Año y hasta la vista :) 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Poupée de cire

El lunes en la clase de francés el profesor mencionó a France Gall. En realidad mencionó a Françoise Hardy, que grabó un disco con Michel Berger, el marido de France Gall. Yo me emocioné y me puse a enumerar los triunfos de France Gall en su época con Serge Gainsbourg (la única época buena que ha tenido). Dos personas mayores de la clase (los llamaría viejos, pero pongamos que rondan los 50 años, y algunas personas podrían ofenderse) se sorprendieron de que a mi edad y en mi época me guste tanto FG y la música yeyé en general, a lo que yo respondí que he nacido en la época equivocada (algo que creo firmemente, con lo que en el universo paralelo de 1964 debe de haber una chica de ideas avanzadísimas que no logra integrarse en su comunidad).

 

No se puede mostrar la imagen “https://ainoshirushi.blogia.com/upload/externo-ad0b55042f84c45dfc43b588db0289b8.jpg” porque contiene errores.

 

El caso es que nos pusimos a hablar a la puerta de la Alianza (la Alianza del Mal, la llama una amiga) y les expliqué que en la oposiciones de profa de francés de ESO a las que me voy a presentar, uno de los temas es Historia de la Música Francesa; cosa que me fascina y le he puesto ya dos velas a Santa Rita para que sea uno de los temas que me caigan en el examen (el otro tema que quiero que me caiga es Historia del Cine Francés). Lo de la oposición ya sé yo que está muy mal organizado pero espero suplir el hecho de que no se requiera ningún conocimiento pedagógico con mi auténtica vocación de enseñante. Sin embargo los dos señores mayores de mi clase dijeron que siendo fan del movimiento yeyé me costaría conectar con el alumnado actual, lo cual me afectó mucho.

Rumiando esto me fui de camino a la estación de autobuses de la Sepulvedana, esa gran empresa segoviana que se preocupa por el bienestar de los segovianos y muy especialmente de sus accionistas, y oh sorpresa e indignación: me la encontré cerrada. Di unas tres vueltas a la estación y no encontré ningún resquicio por donde colarme. Resulta que habían decidido trasladarse al intercambiador de Príncipe Pío, pero ningún cartel lo indicaba y yo últimamente tengo la función telepática algo inactiva. Saqué el móvil del bolso para comprobar que seguía sin batería, el muy vil. El cielo se fijó en mí y decidió ponerse a nevar, que siempre hace ilusión, aunque tu único calzado sean unas merceditas de tela y sientas que pierdes sensibilidad en los dedos de los pies.

El caso es que ante la perspectiva de morir de congelación me dirigí a casa de mis tíos en Malasaña con la esperanza que no se hubieran ido ya de vacaciones (por los pelos: se iban hoy). Mi primo tiene una cama doble en su cuarto pero se negó en redondo a dormir conmigo porque va a cumplir 13 años y lleva muy mal lo de dormir solo con una chica, aunque sea yo, que le he criado y le he sacado de paseo y hasta le he dado algún cachete a una niña que se metía con él. Mi primo en general es un cielo y de momento disimula bien que está en la pubertad, salvo por lo de pasar horas en el baño y porque de un tiempo a esta parte se levanta a las seis de la mañana para peinarse antes de ir a clase. Aparte de eso es muy buena gente y estudia mucho, con lo que sus padres y yo estamos muy orgullosos.

Así que mi primo durmió en el sofá del salón para que yo pudiera dormir en una cama, lo cual agradezco mucho, porque imaginaos que vustra prima se presenta sin avisar en vuestra casa una lunes por la noche; la reacción normal sería de fastidio (la mía sería de fastidio), pero mis tíos son buena gente y me soportan. Por la mañana incluso mi tía se levantó antes para hacerme tortitas (una pena que no me gusten sus tortitas; me costó mucho esfuerzo tragar). Durante el desayuno discutimos sobre el tema oposiciones porque ella quiere opositar a la EOI de inglés (es del lado gringo de la familia y la última que ha conseguido la nacionalidad: es lo que tiene vivir arrimada). Yo también había considerado esa opción pero me da pereza estudiarme esos temas apasionantes como "Historia del ensayo político irlandés en el cambio del siglo XIX al XX", que sin duda es interesante pero no tiene ni el encanto ni el ritmo de la música francesa (desde aquí todos mis respetos a los ensayistas irlandeses).

Así que mi tía sólo consiguió meterme más miedo sobre el estado desmadrado del alumnado actual y no me convenció para opositar a la EOI, institución que no respeto en absoluto (en el examen de 5º tuve que hablar despacio y vocalizando para que la retrasada mental de la examinadora me entendiese; sus palabras exactas fueron: "ay, es que el acento estadounidense no es lo mío; yo soy más del acento británico"; a pesar de que a mí su acento me sonaba más bien de Cádiz o sus pedanías).

Aprovechando ya que tenía que pasar la mañana en Madrid decidí comprar el regalo de mi padre en la Fnac. Originariamente su regalo iba a ser un ordenador de pantalla plana, pero consideré los precios ofertados, el precio del pollo, el cambio euro-dólar, las propinas que dejé en la cafetería... Y decidí comprarle un cofre con la discografía completa de Jimmy Hendrix, que sé que le va a hacer la misma ilusión. Y ya que estaba compré para mí dos libro de Ítalo Calvino y ¡oh jolgorio y albricias! la segunda parte de Fresa y Chocolate.

 

https://ainoshirushi.blogia.com/upload/externo-95cb1932a44d3540756fb8c5c9b3e248.jpg

 

Me los guardé en bolso y me fui a Chamartín a coger el tren (el autobús tarda menos, pero me sentía aún incapaz de encontrar la estación super secreta de la Sepulvedana).

Según esperaba en la estación a que anunciases por qué vía salía mi tren escuché a un hombre hablando detrás de mí. Le esuché porque al principio me hacían gracia sus ideas:

- "Yo si alguna vez voto al PSOE no es porque yo sea socialista, no señor, es que yo soy CRISITANO, y las ideas socialistas no es algo que se haya inventado ahora, son ideas CRISTIANAS, que ya las dijo Jesús en la Biblia; que no tiene que haber pobres, y que todos somos iguales y tenemos que respetarnos unos a otros."

Hizo una pausa y me di la vuelta para mirarlo; al contrario de lo que parecía por su tono de voz (muy alto) resultó ser un hombre de unos 50 años y bien trajeado (no un pueblerino incultode 200 años). Su compañero tenía el mismo aspecto, pero hablaba en un tono más discreto. No sé lo que le dijo, pero el cristiano se apresuró a interrumpirle con grandes aspavientos:

- "Nonono, perdóname, pero yo eso lo tengo muy claro. Las mujeres que abortan son unas guarras y unas furcias que se creen modernas por abortar, que lo sé yo. Las mujeres que abortan y las que usan preservativos y otras porquerías sólo quieren al hombre para que sea su esclavo y poder tenerle ahí, hala, para cuando a ellas les apetezca. Que yo tengo un sobrino que vive arrimado a su novia y lo veo todos los días, ¡un calzonazos! Y ni casados ni nada están. Una vergüenza, vamos."

Me quedé traumatizada al escuchar esto. Fíjate que todo estos años creyendo que los hombres sólo me querían para el sexo y ahora resulta que me querían por mis anchas caderas y mi capacidad para ser madre.

Para ahuyentar estos pensamientos en el tren me leí "Fresa y Chocolate 2", que me decepcionó enormemente. La primera parte trataba de cómo vive el sexo una chica enamorada. Era fácil identificarse con ella. Esta segunda parte trata más bien de cómo vive una relación con un dibujante de comic francés residente en Tokyo una chica de origen sinocamboyano enamorada residente en París. Casi no hay escenas de sexo y las dos o tres que hay están metidas con calzador, tipo "jo, no se vayan a decepcionar los que se empalmaron en la primera parte, voy a meter aquí una escena de sexo aunque no aporte nada a la historia". Menuda rayada de libro. Lo único interesante que tiene es la explicación de esta foto:

 

https://ainoshirushi.blogia.com/upload/externo-85d99b21b6461201de8f94a570ba8ea9.jpg

 

Era la foto que ilustraba una de las solapas del primer libro y en la que la autora aparece bien mona pelando un nabo. Pues bien, en el segundo libro se explica claramente que lo que está ahciendo en esa foto es tallarse un consolador vegetal, porque la tienda de consoladores a la que iba normalmente estaba cerrada.

Con semejante decepción porque mi cómic fetiche no hubiera tenido una segunda parte digna de la primera, llegué a mi casa. Todo nevado, por supuesto. Por si tenéis curiosidad, os diré que pisar en la nieve con merceditas de tela es casi lo mismo que pisar descalza. Mejor no lo intentéis. En casa me costó un par de horas desentumecer los dedos de los pies, ¡qué dolor acercarlos a la chimenea!

Por cierto que esta mañana me he enterado de que es el cuadragésimo aniversario de una de mis pelis preferidas:

 

http://projecte-andreu.org/files/cartells/cartell-El%20graduado%20(The%20graduate)-573.jpg

 

Aunque no creo que la pongan en la tele ni nada.

Y así, sin tener nada que contar, pues he rellenado una entrada entera. Fíjate tú lo que tiene la escritura automática :)

And just when you mean to tell her that you have no love to give her...

And just when you mean to tell her that you have no love to give her...

El amor ha fascinado a la humanidad. Dos personas se conocen y se enamoran. El amor "surge" (uno no hace nada para padecerlo, simplemente ocurre); el amor nos hace olvidadizos, obsesivos, vulnerables, inseguros, celosos, acelera nuestro pulso, nos puede sumir en la depresión o en la euforia. La experiencia del amor se vive como algo irracional, predestinado ; deforma la realidad, no obedece a las leyes de la razón y la objetividad. [...]

Es cierto que el amor se apoya sobre dos cimientos que también conforman las enfermedades psicológicas: los recuerdos inconscientes y los mecanismos de defensa. Enamorarse depende en gran medida de nuestras experiencias y de aprendizajes pasados. En este sentido tiene connotaciones de transferencia del pasado. Muchos psicólogos ven en él un retorno a la infancia [..].

Ante un estímulo externo (una mujer muy gapa e inteligente, o un hombre esbelto e inteligente), la parte primoradial del cerebro activa una sensación de bienestar. Para que esa sensación se transforme en un sentimiento de amor o una emoción de felicidad hace falta que el pensamiento se ponga a hurgar en la memoria, en busca de datos o recuerdos similares. [...] Si la mente no encuentra en la memoria nada nada que pueda compararse al estímulo externo en belleza, sentimientos o capacidad de amar, entonces nace el amor. [...]

"Esa mirada fulminante. ¿Hay rastro de ella en la memoria? Nada que pueda comparársele".

"Ese olor que me embriaga. ¿Hay rastro de él en la memoria? Nunca hubo nada parecido".

"Esa blancura de dientes. ¿Hay rastro de ella en la memoria? Jamás he visto algo así". [...]

"Salta a la vista su capacidad de amar infinita. ¿Hay rastro de ella en la memoria? Nunca he sentido nada igual".

Así nace el amor [...]. Sin memoria no existiría. Si prolongamos este proceso mental hasta sus consecuencias últimas, resulta que son casi alucinantes.Por una parte, se está sugiriendo que la experiencia amorosa más reciente debe superar siempre el umbral de profundidad y complejidad alcanzado por las anteriores. Como ocurre con las drogas, cada vez se requieren dosis mayores para colmar elsíndrome de abstinencia.

Eduard Punset - El Viaje al Amor

 

The Pipettes - Because It's Not Love (But It's Still A Feeling)

¿Tú qué buscas?

La vida gira y se construye a base de sacrificios. Renuncio (por el momento) a estudiar cine, y por el momento me siento perdida, aunque al menos me estoy sacando el carné (aviso a peatones y farolas). Me admira que la gente busque soluciones a los problemas vitales en el Google... para acabar llegando a mi bitácora. Por ejemplo:

- Cómo fingir un orgasmo: no se, mira, yo no tengo madera de actriz, qué se le va a hacer. Pero siempre es cosa de ponerse.

- Bragas: tengo muchas, ¿qué pasa? Y ayer compré otras tres, que venían en un paquete. Fui al Sfera a comprarme un abrigo y volví con tres bragas. Pero es la última vez, me estoy quitando, de verdad.

- Chupado de flanco en bovinos: ¿ein?

- Denise en minifalda: definitivamente aquí , ¡y bien guapa que está!

- Fans de la Casa Azul en Murcia: debe de haber a manta, por lo que parece. Lo de cómo acaban llegando a mi bitácora, es un misterio. Yo estaba intentando ampliar el target a los fans de Manu Tenorio en Sant Cugat del Vallès, pero de momento no he tenido éxito.

- Fingir una gastroenteritis: muy sencillo: tú agárrate la tripa mientras gritas "¡Me duele, me duele!", y luego cágate encima. Desde luego es más facil y más conveniente que fingir un orgasmo (eso dicen).

- Fotos de amapola: eso tal vez aquí , aunque tampoco lo garantizo.

- Historia de la leche frita: había una vez una leche que estaba muy pero que muy enfadada con la harina porque la haría era muy pesada, y le gritó: "¡Me tienes frita, oyes!" (jurjurjur, qué graciosa soy, casi no me aguanto).

- Meaning of "Le Pastie de la Bourgeoisie": pues textualmente no significa absolutamente nada; lo que pasa es que cuando Murdoch compuso la canción le preguntó a Isobel Cambell cómo se decía en francés "hipocresía", y ella, que va por la vida de saber francés pero que en realidad no tiene ni idea (hay por ahí una versión de "Poupée de cire" interpretada por Isobel que da verdadera pena), le dijo "pastie" como le podía haber dicho "otorrinolaringólogo", y así quedó el título de la canción; queriendo significar "La hipocresía de la burguesía" y no significando nada en absoluto. Yaun así es una de mis preferidas; se ve que no tengo criterio.

- Qué es Placis: esto es Placis (garantizado).

Da qué pensar, que la gente que llega a mí en realidad busque a otros... Pero supongo que es la historia de mi vida: nadie me quiere por mí sino por mi popularidad (eh ben...).

Comienza la cuenta atrás para abandonar Ai No Shirushi y trasladarme a Blogger; os mantendré informados.

El próximo artículo tratará sobre las oposiciones a las que tal vez me presente, ¡agarraos! Que va a ser largo y aburrido, aunque a mí me apasione (el mundo oposición tienes muchos e interesantes recovecos).

Mis nostálgicas manías

- Nunca friego las cucharas de madera porque me da repelús. Las dejo en la pila para que las friegue el que venga después. Esto se convirtió en un serio problema cuando estuve viviendo sola. Me las arreglaba para que las fregasen las visitas.

- Las películas de miedo las veo tapándome la cara con las manos y mirando entre los dedos. Si hay algún susto importante me lanzo sobre el hombro que esté a mi izquierda. Más de un desconocido ha optado por cambiarse de butaca por no sentarse a mi izquierda.

- Me gustan las películas de Cine de Barrio. Sobre si alguno de los personajes canta. Me parecen súper kitsch. El problema es cuando alguna no me parece kitsch sino realmente buena. Me pasó con Vente a Alemania, Pepe. Sigo creyendo que es mejor que Un franco, 14 pesetas.

- Tengo un pasado poligonero. A los 18 años me ponía pendientes de aro y tenía toda la discografía de Shakira hasta el momento. Lo dejé porque mis amigas chonis sólo salían a ligar y se reían de mí porque leía demasiado. Una me dijo en una ocasión: "Yo es que si leo me pongo a pensar, y si pienso luego me da dolor de cabeza y no duermo bien". Así que cambié de amigas y me hice persona normal. A pesar de todo, hay canciones de Shakira que están tan unidas a mis recuerdos que no he conseguido que me dejen de gustar.

- A veces me dedico a revisar los vinilos de mis padres y sueño con el día en que compre un tocadiscos. Seguro que la música de esos vinilos es buenísima.

- No tengo nostalgia de los 80. Los 80 son caca. Sin embargo tengo una nostalgia tremenda de todo lo anterior a 1973, y eso que ni siquiera había nacido para entonces.

- Durante una época tuve sueños eróticos con Cary Grant.

- La primera vez que vi La fiera de mi niña, odié profundamente el personaje de Katharine Hepburn. Luego varias personas me han dicho que les recuerda a mí. Así que poco a poco ha empezadoa caerme simpática.

- Odio la pregunta "¿Beatles o Rolling?". Propongo sustituirla por la pregunta "¿Brincos o Bravos?".

- Hasta los 16 años me negaba de redondo a ver películas en blanco y negro. La primera fue Gilda. Entonces quise ser Rita Hayworth, y me esforcé en ello durante una larga temporada. Incluso tengo los guantes guardados por ahí.

- La sangre ajena me es indiferente. En cambio la propia me incita a chillar. Con un simple corte en el dedo ya revoluciono la casa.

- El día que tenga dinero, le pediré a una modista que me haga un vestido como el de Massiel en Eurovisión. Me encanta ese vestido. Es el vestido de mis sueños.

- Hasta los 6 años nunca había oído hablar de Dios ni de la religión, porque mis padres eran progres y me educaban en casa. Cuando me llevaron al colegio a la maestra le costó mucho catequizarme. No era capaz de entender el concepto.

- Mi sueño romántico es correr por un trigal de la mano del chico, como en los finales de las películas románticas de los 60. Imprescindible que haya música de fondo. Os dejo con un ejemplo:

Bitacoreces

Observo con anonadamiento no exento de contrariedad que ahora Blogger no me permite enlazar la dirección de mi bitácora cuando comento los artículos de mis blogomigos y blogomigas (casi todos en Blogger, salvo una). Es una manera que tienen en Google de limitar el alcance de los servidores de bitácoras rivales, como Blogia. Por un lado, creo que es un abuso, puesto que la creación de un círculo de comentaristas y "amistades" en la blogosfera depende de que los demás puedan enlazar hacia ti, leerte y de esa manera ver si les caes bien (con lo cual la blogorelación se inicia). Sin embargo ahora Blogger sólo le permite eso a otros miembros de Blogger.

¿Qué hacer? El primer impulso es migrar mi bitácora a Blogger. Lo que pasa es que Blogia me cae bien. Blogia es una pequeña empresa española con sede en un pueblo de Aragón (si no se han mudado) y yo siempre estoy dispuesta a apoyar a las pequeñas empresas españolas que hacen la competencia a las grandes empresas estadounidenses (como Google, que es el caso). Ahora bien, Blogia también tiene sus fallitos. Leves, pero los tiene. A veces se cae y no me deja actualizar. Y otras veces se come mis artículos. De hecho, tiempo atrás ya me pasó por la cabeza la idea de migrar en algún momento. Además a mí me gustá cambiar más que a un tonto un palillo. Y sin embargo, esta bitácora mía no tiene ni un añito de vida, como para dejarla abandonada así tal cual...

Por si acaso, ya me he reservado una dirección en Blogger (superflickablog.blogspot.com ) y, ya que estaba, lo he configurado por completo (he tenido una tarde muy aburrida y solitaria). La única duda es cuánto tiempo más me quedaré en Blogia. Como poco-poco me parece coherente esperar al año nuevo, por eso de la vida nueva; como poco-mejor lo suyo sería esperar a cumplir un año con Ai No Shirushi. Aunque tal vez esto es una tontería y tal vez debiera empezar desde ya a publicar en Blogger... ¿Alguien tiene una opinión sobre esto?

¿Sólo me pasa a mí?

El otro día salí a montar con mi madre y una amiga que se dedica a cuidar caballos. No sé si alguien que me lea monta habitualmente, pero para el que no sepa diré que el mecanismo es muy sencillo: si quieres que el caballo vaya a la derecha le das con el talón derecho; si quieres que vaya a la izquierda le das con el talón izquierdo; y siquieres que vaya hacia adelante le das con ambos talones.

El caso es que esta amiga me ofreció montar a la mujeriega. La mujeriega es una silla que tiene este aspecto:

 

No se puede mostrar la imagen “https://ainoshirushi.blogia.com/upload/externo-9b35bd5252dce9c69e339070d1830bae.jpg” porque contiene errores.

 

Se usaba antiguamente (hasta hace bien poco, en realidad) porque estaba mal visto que una mujer se abriese de piernas en público. Así que con una silla como esta la amazona podía colocar ambas piernas sobre el flanco izquierdo del animal; dejando una inutilizada, claro, pero eso yo lo descubrí luego.

A mí me hizo mucha ilusión poder montar a la mujeriega porque siempre me he considerado una señorita que debería montar en picadero, y no por la nava entre las vacas (he de decir que una vez participé en un concurso de saltos en un picadero y todos quedaron admirados y dijeron que las chicas de pueblo somos mejores amazonas... Si es que tengo aquí un talento desperdiciado). Así que ensillé a la yegua que monto habitualmente, la Camansa (que no es mía pero yo finjo que sí), monté y le di con ambos talones para que empezase a trotar.

La Camansa, como recibió un golpe sólo en el flanco izquierdo (a causa de la dichosa mujeriega), giró hacia la izquierda. Yo me contrarié y repetí la acción de golpear con ambos talones. A lo cual la Camansa, obediente, volvió a girar hacia la izquierda. Y de repente me encontré a mí misma girando en círculos sobre el mismo punto, mientras mi amiga y mi madre avanzaban tranquilamente hacia el soto (yo no creo que no se dieran cuenta, lo que pasa es que a veces sospecho que mi madre se avegüenza de mí).

Opté por tranquilizarme, frenar a la yegua y recapacitar. Entonces pensé que podría sustituir la pierna derecha, que me colgaba por encima de la silla, por la fusta (en realidad es eso lo que suele hacerse, pero nadie me lo había explicado). Así que le di un fustazo a la Camansa, a ver si así avanzaba, pero debe de ser que me pasé de fuerza (no soy muy dada a la fusta), que la Camansa se encabrioló un par de veces; y según parece la silla no la había ajustado yo bien, que empezó a girar, lenta pero inexorablemente, hacia el flanco izquierdo de la yegua. Yo estaba bien agarrada, así que quedé colgando a un lado de la pobre Camansa, con la pierna derecha por encima de la corneta y la izquierda a saber dónde. Así la Camansa se calmó y con un ligero trotecillo alcanzó a mi madre y a mi amiga, que así que la vieron llegar, aparentemente desensillada y sin mí, primero se asustaron. Luego mi madre se asomó por el flanco izquierdo, donde andaba yo colgada, y puso esa cara que pone ella a veces de "no hay mayor desgracia que una hija tonta", y preguntó:

- "Hija, ¿qué haces?"

- "Jo mami, es que estaba mal sujeta la silla y me he resbalado"

E hice un puchero, que a veces funciona.

Bueno, ¿pues os queréis creer que mi madre se lo pensó largo y tendido antes de frenar a la yegua para que yo pudiese soltarme? Y luego ni siquiera me esperaron; siguieron adelante, mientras yo me quedaba ahí, tirada en el camino, con la Camansa pastando felizmente y una vaca que me miraba yo creo que como con lástima.

De veras que sospecho que mi madre se avergüenza de mí. Pero yo estoy dispuesta a demostrarle que estas cosas le pueden pasar a cualquiera. Pienso googlear la web hasta que encuentre el caso de gente más torpe que yo. No descansaré hasta entonces. ¡Nada me arrebatará el amor de mi madre!

Conejos de colores y música de los Rolling

Es cierto que la publicidad sabe crear mundos idílicos:



No dudaría nada en irme a vivir a una ciudad rodeada de conejitos de colores. Me encantan los conejitos de colores, ¡son tan monos! (Aunque cuando se espachurran contra el suelo da un poco de repelús).

También me gustaría que sonase música en el aire mientras yo pasease por la ciudad. Los Rolling están bien, pegan con los conejitos de colores.

Vivo mi vida a través de un anuncio de la tele, ¿qué me está pasando?

(Este artículo es claramente de relleno, así que no hace falta que comentéis ni nada) 

Shubidubidan dubidudan dan

Trasteando entre cajas de cartón en el sótano (recordad que estoy en el paro y me aburro mucho) encontré un montón de casetes viejas. Y entre ellas, las casetes originales del primer grupo del que mis amigas y yo fuimos súper fanes allá por el verano del 94.

¿Quién no se acuerda de aquella mexican invasion que nos inundó de melodía sesentera y palabras extrañas como platicar, pleito o chavita (que durante mucho tiempo pensé que significaba cabra)?

En el patio del colegio se crearon dos quadrophénicas facciones: en un bando estábamos nosotras, las fanes de la Onda Vaselina, que cantábamos Qué triste es el primer adiós con complejas coreografías, y suplicábamos a nuestras madres que nos vistieran con faldas de colores y nos cardaran el pelo; por el otro, estaban los fieles a Bom Bom Chip, que voceaban insulsas canciones como Come mucha fruta (canción boba donde las hubiera, cuya única función era manipular nuestras mentes infantiles). Había auténticas peleas, con sangre y todo, que generalmente ganaban ellos porque las fanes de la OV éramos todas chicas.

Creo que esta fue la experiencia prepúber que más me marcó. Es muy cruel que a una niña de once años le hagan creer cosas como "me diste mi primer beso y luego me dijiste sé mi novia yo te quiero" y luego la empujen de frente a la adolescencia (época infame donde las haya y que me juré a mí misma que nunca echaría de menos). Pero en fin, dejaré para otro día mis quejas sobre la educación sentimental de las niñas.

Supongo que si nunca me hubiera gustado la Onda Vaselina nunca me hubiera molestado en escuchar los originales de sus canciones. Más bien habría acabado como los seguidores de Bom Bom Chip que (al menos los de mi colegio) cambiaron Bom Bom Chip por Chimo Bayo y a día de hoy esuchan los 40 principales, donde está la buena música.

Pero en fin, en aquel verano de 1994 todo esto estaba muy lejano. En aquel verano caluroso en que nos fuimos de campamento a Ávila, a mi amiga Carol le bajó la regla (y todas la envidiamos secretamente), mis amigas me regalaron mi primer diario (objeto imprescindible durante la adolescencia de toda chica), mi prima heredó mi vestido de primera comunión y lo desgarró de puro gorda que estaba (y sin embargo mi abuela la prefería a ella) y mis padres me regalaron mi primera casete de la Onda Vasilena (arrepintiéndose poco después).

¿Cuál es el emoticono para la nostalgia?

 

Sufro mucho

Sufro mucho

Me está saliendo una muela del juicio, que más parece del juicio final. No duermo por las noches. Es como si un cuchillo me perforase la mandíbula. ¿Para qué necesito yo otra muela más? Si con las que tenía me defendía bien.

Tomo Nolotil que me da náuseas, así que para no echar los restos voy por la casa chupando un limón, pero eso me hace torcer el gesto con lo que la muela me da pinchazos, por lo que tomo Ibuprofeno (ya que el Nolotil es sólo cada ocho horas; así que entre medias alterno el Ibupoprofeno y el Paracetamol). Con lo cual estoy constantemente drogada y hablo muy despacio. A veces creo que estoy hablando y ni siquiera he abierto la boca. Y lo peor es que, a pesar de las drogas, la muela me sigue doliendo.

Mi padre al principio me daba sopitas y purés pero hoy se ha cansado y me ha traido potitos de la farmacia para no tener que cocinar. Hoy voy a comer uno de cuatro cereales y miel. Mis padres van a comer ternera al horno con guiso de papas y pimiento rojo. Me parece una crueldad por su parte.

La muela me sigue doliendo y sufro. El mundo es injusto. Voy a morir.

Comentario de mi madre: "Pues hija, peor es parir". Gracias por los ánimos, mamá.

La de la foto es Santa Apolonia, patrona de los dolores de muelas. Según mi abuela, tengo rezarle "Ea, santa Apolonia, ea, que esto se acabe y ya no me duela" tres veces mientras me persigno con agua bendita y se me pasará. Lástima del agua bendita.

Moratoria a la pena de muerte

No si alguno de vosotros recordáis un artículo que escribí hace un par de meses. Bueno, pues la buena noticia es que la ONU ha aprobado una resolución solicitando a los países miembros una moratoria sobre todas sus condenas capitales, como paso previo para que este tipo de condenas desaparezca.

Desde que empezó esta campaña, 85 países han abolido completamente la pena de muerte. El último ha sido Senegal. México y Rusia, que habían impuesto una moratoria sobre el cumplimiento de las condenas, finalmente han entrado también en razón.

Claro que esto no va a cambiar el estado de las cosas así, de repente. Por ejemplo, dentro del proyecto urbanístico de las Olimpiadas de 2008 en Pekín, el gobierno chino ha incluido una cámara de ejcución. No vaya a ser algún disidente aproveche el caos turístico para decir su opinión. Estos chinos es que piensan en todo.

Por otro lado, la próxima vez que oigamos a un estandounidense hablar a favor de la pena de muerte, podremos escupirle en la cara con el pleno apoyo de la comunidad internacional.

Más aquí.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Situaciones embarazosas

LUGAR: cine. CUÁNDO: viernes por la tarde.

En la presentación de la película Bajo las Estrellas dentro de la sección oficial del MUCES , hay un tío sentado a mi lado que no para callado. Para colmo no deja de criticar la película, diciendo qué le parece mal y qué le parece bien. No aguanto más. Me giro y le espeto:

- "¡¿Pero a quién le importa su opinión?! ¡Cállese!"

El tío me mira cohibido. Es el director de la película. Estaba hablando con el organizador del festival.

 

LUGAR: en la calle. CUÁNDO: el sábado por la mañana.

A la salida de la clase de ruso discuto con un compañero:

- "Pero vamos a ver, digo yo que transcribir la i breve rusa como una Y en castellano de manera sistemática tampoco es apropiado; habrá que transcribir cada cosa de la manera que sea más apropiada y fiel a la pronunciación; por ejemplo no tiene sentido poner KH en lugar de J, porque nosotros tenemos ese sonido al igual que los rusos; entonces lo mejor es trascribirlo con las convenciones castellanas, porque si no la gente lo lee mal, ¿no?"

Me vuelvo a mirar a mi compañero... Y en su lugar me encuentro con una anciana de unos ochenta años que me mira atentamente. Mi compañero está unos pasos más atrás pidiendo fuego. La anciana me sonríe tímidamente y contesta:

- "Ay hija, yo es que no sabría decirte..."

 

LUGAR: autocar. CUÁNDO: lunes por la tarde.

De camino a Madrid desde Segovia me entran mareos. Me acerco al conductor y le pido una bolsa.

- "¿EL QUÉÉ?" - grita.

- "Una bolsa, por favor".

- "¿UNA BOLSA PA QUÉÉÉ?"

- "Es que estoy un poco mareada".

- "¡AAH, COOÑO, QUE QUIERE USTED ECHAR LA POOTA! ¡COJA UNA BOLSA DE AAHI, PERO TENGA CUIDADO DE NO SALPICARME EH! ¡JURJUR!"

De camino a mi asiento todos los pasajeros me miran fijamente. El que se sienta mi lado opta por cambiarse de sitio.

 

¿Por qué yo? ¿Por qué? ¿Por qué?

La verdad sobre las películas de terror

La verdad sobre las películas de terror

Me gustaría dejar esto claro por si a alguno de vosotros se le pasa por la cabeza dirigir una película de miedo en algún momento de vuestras vidas:

Vivo en una casa de dos plantas con suelos de madera, rodeada por una finca arbolada de mil metros cuadrados, a cincuenta metros del camino asfaltado más cercano, a doscientos metros de la casa habitada más cercana, en un distrito municipal de 250 habitantes.

Por las noches las únicas luces que hay en la calle son los resplandores de las farolas de Segovia, que está a veinte kilómetros, y sólo se ven si el cielo está encapotado.

El silencio es absoluto.

Si alguna noche, mientras estoy en la cama, me despierta un ruido sospechoso, NO se me ocurre salir a la calle a ver qué es. Mucho menos si tuviese alguna sospecha de que mi casa podría estar embrujada. Simplemente me subo el edredón hasta taparme por completo e intento no hacer ruido al respirar.

Porque eso es lo que hacen las personas normales que viven en mitad del campo en casas de madera.

Por si a alguien le interesaba saberlo.

La Torre de Suso

El lunes fui a ver esta peli un poco por accidente. En realidad iba a ver Elizabeth, pero nos equivocamos de cine. Así que deprisa y corriendo decidimos ver ésta simplemente porque salían "los de 7 vidas".

Debo decir que me encantó. No sólo salen los de 7 vidas (Javier Cámara y Gonzalo de Castro) sino que además está escrita y dirigida por uno de los guionistas de la serie (Tomás Fernández); y eso se nota. El guión es impecable, al contrario de lo que pasa a veces (en mi opinión si el cine español falla en algo, suele ser en los guiones: se parte de ideas muy buenas pero no se le dan las vueltas suficientes). La historia es todo un tópico: protagonista vuelve a su pueblo de juventud donde dejó deudas pendientes y debe aprender a afrontar sus errores, pero además acaba siendo un revulsivo para los que le rodean yal final de la peli todo el mundo es más feliz. Un poco Frank Capra, vamos, aunque con algún toque de humor negro impagable. Y aunque sea un tópico mola, porque tiene un ritmo que se agradece (los momentos lacrimógenos duran apenas un segundo, hasta que algún personaje suelta alguna barrabasada y te partes).

Lo otro bueno que tiene la película son los actores: Gonzalo de Castro, que hace el mismo personaje que hacía en la serie (que a mí me sigue haciendo gracia, así que no me quejo); Javier Cámara, que es un hacha y del que me declaro fan: hace el papel protagonista y en realidad es el que menos "gracias" tiene (la mayor parte del tiempo da un poco de penita, hasta que al final te llevas un alegrón de que las cosas le salgan bien); y Malena Alterio, que además de ser una pedazo de actriz tiene sin duda alguna el mejor personaje y las mejores líneas del guión ("Tú me desvirgaste, tus problemas son los míos": gran frase que ya me gustaría poder decir a mí). Y todos los secundarios, que son joyitas: Emilio Gutiérrez-Caba entre ellos.

Os dejo el Así se hizo de la película:

 

Por cierto, ayer hice leche frita y me salió deliciosa. Soy la reina de la leche frita. Si luego me acuerdo le saco una foto para que todos la veáis, que además me ha salido hermosona.

ACTUALIZO: para cuando se me cargó la batería de la cámara ya se habían ventilado toda la leche frita. Así que no hay foto. En adelante mantendré la cámara permanentemente cargada, por si acaso.

Por cierto, fui a ver El Orfanato y me morí de miedo. Como me acuerde de quién me dijo que era más un drama que una peli de terror, se va a cagar. Hombrecoñoya.

Vida de parada

Es increíble cómo la idea de cobrar sin trabajar consigue que me levante todos los días de buen humor. Y eso que aún no cobro nada, porque en mi ETT no tenían listos los papeles. De todas maneras el viernes fui al INEM en Segovia y me di de alta. Fue una experiencia sumamente interesante. Lo funcionarios son majísimos... hasta que algo les hace sospechar que no tienes intención de buscar trabajo y que sólo quieres vivir del Estado. Entonces reaccionan como si les hubieras mentado a su madre. Es algo curiosísimo; si al fin y al cabo no son ellos los que te van a pagar el subsidio de desempleo de su sueldo. El caso es que ya aprendí que lo mejor es fingir que estoy desesperada por trabajar y que estar en el paro me parece humillante; entonces ellos se vuelven todo dulzura y sonrisas.

Como me metí en mi papel de parada desesperada no me atreví a preguntar una cosa que me preocupa: ¿cuántas ofertas de trabajo puedo rechazar sin dejar de cobrar el paro? ¿Y cómo calculan cuánto voy a cobrar? Ahí lo dejo, por si alguien me puede contestar...

Con tanto tiempo libre que cubrir, el otro día me fui al Prado. Me encanta la reforma y me encanta la exposición sobre pintura del siglo XIX. Desde pequeña he sido muy aficionada a la historia y los grandes cuadros sobre historia de España de artistas como Rosales o Esquivel (que sólo conocía por los libros de texto) me impresionaron mucho en directo.

No se puede mostrar la imagen “//ainoshirushi.blogia.com/upload/externo-1a8e582825d407b86a745100a237e128.jpg” porque contiene errores.

De toda la exposición, ésta fue mi sala favorita. Seguida de la sala de retratos de Madrazo, con el de la duquesa de Vilches (que era bien de guapa y que también fue portada de uno de mis libros de texto).

//ainoshirushi.blogia.com/upload/externo-8a2d9dbaf150bb500d649e9489767fdd.jpg

En general creo que la exposición merece la pena, porque ese período del arte español es bastante bueno (en mi opinión de lega) y ha sido muy poco enseñado.

Por otro lado, quería compartir con vosotros que, después de doscientas escuchas, el disco de La Casa Azul finalmente empieza a gustarme. ¡Hurra!

Las malas noticias son que mi gato tiene gastroenteritis y vomitó en la alfombra de mi habitación; y aunque quité la alfombra el olor seguía ahí, pertinaz como él solo, así que esta noche he tenido que dormir en el cuarto de invitados, que no tiene calefacción. Y lo peor es que ahora que he entrado en mi cuarto el olor todavía se sentía...

Para llenar mi vida de parada seguiré vuestros consejos y voy a apuntarme a algo de voluntaria y ya estoy mandando currículos a las academias de idiomas. En todo caso, esta semana empieza en Segovia el MUCES y estaré bastante entretenida (la verdad es que las pelis que anuncian tienen todas muy buena pinta. Yo os lo recomiendo, porque además está bastante bien organizado... y cerquita de Madrid. ¡Y las entradas sólo cuestan un euro!).

Camino del INEM

Ayer según iba a contestar los comentarios del anterior artículo la guarra me llamó a un aparte y me despidió. ¡Lo que yo no sabía es que aún estaba en período de prueba y no cobraré finiquito! ¿Dos meses de período de prueba? Eso tiene que ser ilegal a la fuerza. El caso es que admitió que mi trabajo era impecable pero que no me había esforzado nada por integrarme en la empresa (según ella).

Al contrario de lo que había pensado no le solté ninguna bordería; simplemente me limité a mirarle con odio. Ahora bajo a la ETT a por los papeles del paro y voy a informarme de si puedo cobrarlo durante dos meses y seguir cuando vuelva de Canadá.

Me siento en parte aliviada y un poco desconcertada (porque no sé qué voy a hacer en los dos próximos meses, y la inactividad me mata. Mis padres, de hecho, están aterrados, porque la última vez que estuve más de una semana sin hacer nada digievolucioné en un monstruo verde que pegaba voces y siempre estaba cabreado). Me la sopla un poco lo que devenga de esa gente ahora que me he ido, así que no siento rabia ni nada.

Os seguiré contando cómo va mi vida de parada (es la primera vez que me despiden así que seré una novata en el INEM; eso me parece interesante).

Los feos y la canción francesa

La estrategia de mis jefes ha cambiado y ahora paso las horas en mi trabajo sin hacer absolutamente nada, salvo mirar al frente y reflexionar. Y así, divagando, me dio por pensar en un hecho que todo el mundo admitiría como cierto: generalmente, los feos suplen su carencia con algún otro talento. Lo más común es que el feo del grupo sea además el más gracioso. Sin embargo, no siempre los feos tiran por la comedia: hay feos a los que les ha dado por la música, el cine, la literatura, etc; la cuestión es convertirse en un genio en lo que sea para que la gente olvide la cara de pie con la que nacieron.

Creo que el siguiente razonamiento puede definirse como prácticamente axiomático: a más fealdad, más talento (por necesidad).

Por tanto, deducimos que, en un país, a más feos por kilómetro cuadrado, más población con talento.

Y, ¿en qué país se acumula la mayor población de feos del mundo? Pues en mi opinión hay dos países que se reparten ese honor: Gran Bretaña (con Irlanda) y Francia (con Bélgica).

Otro día os hablaré de cómo el humor inglés es el típico caso de feos graciosetes. Hoy, sin embargo, quiero llamar vuestra atención sobre cómo los feos francófonos se han labrado un nombre en la canción, hasta el punto de que hoy en día en Francia, si un hijo te sale feo, le pones a estudiar piano ipsofácticamente.

EJEMPLO NÚMERO 1:

Jacques Brel fue toda su vida un ejemplo de suprema fealdad. Y, siendo tan extremadamente feo, fue un genio de la canción (lo que prueba mi teoría). Cuando escucho esta canción siempre pienso: "Claro, ella le dejó por otro más guapo". E inmediatamente me corrigo corrijo: ninguna mujer dejaría a un hombre que cantase como Jacques Brel y que compusiese esas letras, por feo que fuera. E aquí la primera moraleja: el talento por compensación funciona; las mujeres nos enamoramos de la personalidad y no del físico (así nos va).

EJEMPLO NÚMERO 2:

Con Jacques Brel hemos visto cómo ser feo nos es óbice para ligar si tienes el talento. Pues bien, Serge Gainsbourg (aquí viene la segunda moraleja) es la prueba de que, además de ligar, te puedes llevar a la más guapa: aunque tengas orejas como asas y una nariz que podría abrir latas de conserva.

A mí el tema Serge Gainsbourg / Jane Birkin siempre me ha obsesionado por una cosa: su hija, Charlotte Gainsbourg. Que digo yo: siendo hija de sus padres, ya podría haber sacado el talento de Serge y la belleza de Jane; y no al revés (es más fea que un tiesto, la pobre, y no precisamente la mejor cantante / actriz del mundo). ¡La genética es cruel!

EJEMPLO NÚMERO 3:

Que nadie se piense que el binomio fealdad / talento para la canción se limita a los años de oro de la música. Hoy en día, feos epatantes como Vincent Delerm siguen manteniendo alto el listón de la música francófona. Y que sea por mucho tiempo :)

En próximas entregas, si me apetece hablaré de otros temas interesantes como: Los feos y el humor inglés o Los feos en el cine: la verdadera historia de Jean-Paul Belmondo. O a lo mejor luego al final no.

En qué consiste el 'mobbing'

Los que han leído Stupeur et Tremblements pueden saltarse lo que sigue, o jugar a las diferencias. A los que no han oído hablar de Amélie Nothomb les recomiendo que se informen, que merece la pena. Lo mismo que me pasa a mí, lo cuenta ella y hace gracia. Es siempre mejor que leerme a mí quejándome y de mal humor. En fin.

El mobbing es lo que de toda la vida se llamó puteo encubierto (o no tan encubierto, según pasan los días). Consiste en que a ti te contratan para un puesto de responsabilidad en una empresa y te dicen que la imagen es importante. Tú haces tu (escaso) trabajo con celo, provocando la admiración del Presidente y los consejeros. Entonces un día vas al trabajo sin maquillar (porque te levantaste tarde), o sin tacones, y te sorprende que una de las consejeras te regañe por eso. Imprudentemente le sueltas un:

- "Bueno, mujer, que trabajo igual sin maquillaje, no pasa nada, no te pongas así"

Piensas que la consejera es una exagerada pero te importa poco porque sabes que la calidad de tu trabajo te pone a salvo de cualquier envidia personal.

De repente la consejera empieza a echarte en cara detalles menores de tu trabajo. Un día, por ejemplo, te grita por haber hecho cierto gasto. Tú, insegura por naturaleza, bajas la cabeza, pero luego compruebas tus emails y ves que fue ella la que ordenó el dichoso gasto. Se lo enseñas y ella te llama "sabihonda". Empiezas a sentirte incómoda en la oficina.

Dado que tu trabajo, hasta ahora, lo llevaste a cabo de manera impecable, la consejera opta por mandarte otro tipo de trabajo que no está descrito entre tus funciones. Un día llega con un enorme montón de faxes y pregunta:

- "¿Cuántos folios hay aquí?"

A lo que tú, ingenuamente, contestas:

- "Así, a ojo, unos quinientos"

- "A ojo no. Quiero que los cuentes y los ordenes por fecha"

Le explicas que a ti no te pagan por contar folios. Además, tienes otra tarea pendiente. Te contesta muy rudamente. Acudes al Presidente y él te disculpa (la tarea pendiente la necesita él). Piensas que te has librado, pero para tu sorpresa, cuando tú sales de su despacho, ella se queda y cierra la puerta tras de sí. Al salir te mira de soslayo. Poco después el Presidente te pide que cuentes los folios cuando acabes lo que estás haciendo, que ya es hora de que aprendas algo de disciplina.

Pocos días después la consejera te cuenta que se ha acabado el papel higiénico. Le dices que qué putada. La consejera te pide que lo cambies. Le dices que de eso se encarga la señora de la limpieza. Te dice que la señora de la limpieza no llega hasta el lunes, así que lo tienes que cambiar tú, porque según tu contrato estás a las órdenes del Presidente y los consejeros, y ahora ella te ordena que cambies el papel higiénico, porque desde que llegaste la has tomado a ella por el pito del sereno y eso tiene que cambiar, que tu no estás aquí para hacer lo que te dé la gana.

Así que no dices nada y cambias el papel higiénico.

Finalmente consiguen encontrarte una tacha en tu trabajo: hay dos euros sin justificar en las cuentas de la empresa. Les explicas que compraste sellos; les enseñas los sellos. Te ofreces a pagarlo de tu bolsillo. Ellos dicen que no les importa, que lo que importa que es siempre haces lo que te da la gana, que eres una inútil y que es imposible trabajar contigo. Algo te dice que no es normal que te insulten en tu cara, pero como no estás acostumbrada, no reaccionas.

Al poco te informan de que, al contrario del resto de la plantilla, tú no tendrás puente. Te jode pero te conformas, porque al fin y al cabo los viernes sales a las tres.

Pero llega el viernes y te llaman para decirte que tendrás que trabajar hasta la siete, porque como ninguno más está trabajando, por si surge algo. Y como tú firmaste un contrato de 40 horas, todo es legal y no puedes quejarte, y si decides largarte a las tres te despedirán por absentismo y estará justificado y te quedarás sin el paro. Y tú necesitas el paro.

Así que no dices nada. Y te preguntas cuánto tardarán en despedirte y cómo demonios se consigue una baja por depresión. Y de paso, cuánto cuesta fingir una depresión.

Mierda.

Como un flan: nuevo disco de LCA

Como un flan: nuevo disco de LCA

He leído muchas críticas de discos y aún no he encontrado ninguna que empiece diciendo: pues vaya caca. Así que me saltaré esa parte e iré a la parte en que digo:

El nuevo disco de La Casa Azul no me ha gustado tanto como esperaba (al decir esto, suelto una lagrimita).

No se puede que sea un mal disco, porque no lo es; Guille Milkyway es un genio (aka friki perfeccionista) y todas las canciones del disco da la sensación de que estén pulidas al máximo, sin dejar nada al azar (esta sensación ya la tenía con el disco anterior, que es una joyita). Lo que pasa es que las canciones no me gustan. Ya cuando escuché el sencillo La Revolución Sexual me quedé un poco mosqueada (demasiado disco, casi nada pop, algo electrónico), y mi decepción es total al ver que en el nuevo disco todas las canciones son similares. Mis preferidas antes eran Galletas y C'est Fini, y en segundo lugar Viva (un poco más) el Amor y Siempre Brilla el Sol y en este disco no hay ninguna canción de este estilo. Vamos, que ninguna canción de La Revolución Sexual va a entrar en mi lista de Mejores Canciones de la Historia (y eso que es una lista muy larga y permanentemente inacabada).

Aparte de eso el disco es así como simpaticote y no molesta de escuchar. Las que más me gustan del disco (baremo diferente a Las Que Más Me Gustan De La Casa Azul) son La Gran Mentira y Una cosa o Dos.

De todos modos me da penita haberme llevado este disgusto. No entiendo ese empeño que tienen los músicos por evolucionar y hacer algo diferente cada vez. Admiro a los fans de Jarabe de Palo porque no sufren esta incertidumbre mía ante la salida de cada nuevo disco.

Y ya sé que para reseñar discos no sirvo mucho; lo que pasa es que me implico y me lo tomo por lo personal. El sábado iré a la presentación del disco en la Fnac y a ver si con suerte cambio de opinión. Os mantendré informados.

Ah, y la portada también es caca porque no pone las canciones por detrás y te las tienes que memorizar :(

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Popurrí de ideas

Popurrí de ideas

- Odio decir esto, pero: para una mujer no hay nada peor que tener a otra mujer como jefa. La mía es una zorra y encima me imita la ropa y el peinado. Pero lo que ella no sabe es que a) yo soy más zorra, b) no tengo intención de quedarme en la empresa (así que no arriesgo nada) y c) el Presidente opina que soy dulce y adorable a la par que eficaz. ¿Que tú me mandas un montón de trabajo inútil para joderme la mañana (¡contar folios! perdóname, pero yo tengo estudios)? Pues yo voy al Presidente con mi sonrisa más dulce y le suelto el cuento, hago un par de pucheros y ya tienes la bronca. Esto es la guerra, mona, y no la he iniciado yo.

- Este finde me entró una urgencia de comprar bragas. No sé si al resto del mundo le pasa esto de las urgencias. Me fui al Oysho y compré diez bragas. Mi madre flipó; sobre todo porque justo había hecho colada de blanco y estaba el tendal todo lleno de bragas mías. Yo a veces pienso que la industria lencera me ha implantado un chip y controla mis impulsos, porque no es la primera vez. Lo raro es que sólo me ocurre con las bragas, porque llevo ya seis años con los mismos dos (2) sujetadores y siempre me da pena sustituirlos.

- En la madrugada del viernes al sábado, en torno a las tres, un inglés borracho me dio el mejor consejo en años: "Tienes el resto del año para ser una buena chica". Deberían poner un inglés borracho en cada bar: ¡lo que me habré perdido por no tener uno a mano en el momento adecuado!

- Dentro de dos meses me marcho a Quebec y me dio por informarme sobre el clima. Yo ya sospechaba que en Canadá hacía frío, pero no me esperaba que la media de diciembre a marzo fuera de veinte grados bajo cero. Aún lo estoy procesando. Es que es mucho frío. Mucho. (Menos mal que podré ponerme una braga sobre otra para que no se me congele el chirri: si es que todo cobra sentido)

- Borraría la frase anterior, pero es que me hace gracia. ¿Que no hay nada peor que hacerse gracia a uno mismo? Pues yo pienso que es peor cuando les haces gracia a los demás y no estás seguro del motivo (eso también me pasa a veces).

- Me he enamorado de un economista.

- El disco de La Caza Azul salía el sábado que viene... Pero ya lo venden en la Fnac de Callao. Yo me dispongo a comprármelo este mismo mediodía. Luego os torturaré con un post detallado sobre cada una de las canciones. Estáis avisados.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres